martes, 19 de enero de 2010

La fondue de chocolate

El día 5 de enero, después de la cabalgata, siempre merendamos el roscón de reyes con chocolate a la taza. Este año decidimos abrir el sobre mágico que compramos en Suiza para hacer una fondue de chocolate.





Más sencillo es imposible. El chocolate viene en trozos pequeños, como bombones, y simplemente hay que derretirlo sin añadir ningún líquido. Queda muy suave y cremoso.







Se mantiene caliente en la mesa...y ya está. Nosotros metimos roscón relleno de nata, bizcochos, galletas y lo vertimos encima de gofres. Una fiesta ver la cara de mis hijos y una porquería ver como quedó la mesa bañada en chocolate.







Sólo una advertencia, el chocolate caliente quema muuuucho, y hay que tener un poco de paciencia o acabaréis con la boca al rojo vivo. Lo digo por experiencia, yo todavía no me he recuperado.

9 comentarios:

chema dijo...

inma, creo que esta entrada va a despertar muchas envidias, jajaja.
lo bueno tiene que ser ver el proceso de elaboración... ver cómo esa especie de bombones van pasando del estado sólido al estado líquido... hmmmm... y luego mojar ahí el rosco, el gofre, o lo que se tenga a mano... ;)

Candela dijo...

A mi el chocolate asi... me gusta... mucho maaaaaasssss

cloti dijo...

¡Cómo me alegro de que te escaldaras la lengua! ¡cómo me alegro!
Bsss
Cloti

Elphaba dijo...

Qué me vas a contar a mí de lo que quema el chocolate, que aun recuerdo cuando me lo untaron por la rabadilla.

Las pepitas esas tienen como una especie de relleno, ¿no?

Candela dijo...

parece caramelo o toffy

anele dijo...

Normal que te pasen esas cosas... ¡¡ si es que eres una ansiosa !!

Geno dijo...

Jo, que buena pinta!!

KIRA dijo...

Buaaaaaaa ahora me ha entrado ganas de un chocolate, buaaaaaaa
Voy a ir a buscarme uno a la cafeteria con croasantitos, por descontado no estara la mitad de bueno que el tuyo, pero tendre que conformarme.... snif snif

meloenvuelvepararegalo dijo...

Las fotos y la descripción invitan a tomarse uno ya!!!
A mí me gusta más tomarlo con la fondue que no la fuente de chocolate (sabes a lo que me refiero?)que es mucho más aparatosa, ahí sí que queda la mesa sucísima.
Vendré a merendar otro día!