miércoles, 20 de septiembre de 2017

Regalitos

La semana pasada fui a una quedada con amigas del foro de Esther y su mundo. Entre otros bonitos regalos aportados por todas ellas, Belén se acordó de la afición al chocolate que compartimos en Wonka. Me trajo un chocolate sueco con la proporción ideal de cacao del 70%. Me ha recordado un poco al Chobil de Bilbao.


Por otro lado, Laura trajo dos tazas chocolateras iguales, para Belén y para mí, ya que de algún modo estamos hermanados. Entre otras cosas tenemos en común el tomar una taza de ColaCao por la noche, y esta taza es ideal. También puede servir para tomar chocolate con churros en alguna ocasión especial. :)


¡Gracias a Coti, Gen, Laura y Belén por los obsequios y por la buena compañía! :*

sábado, 6 de mayo de 2017

Última moda en zapatos.

Un zapato de chocolate, como lo oís. Señor, qué cosas inventan... Un zapato femenino, para ser exactos. Una idea un poco fetichista, si me preguntáis. ;)


Si no os lo creéis, observad su interior... Da pena comérselo, pero si sabe tan bien como huele, debe de estar delicioso.


Eso sí, es un zapato pequeñito. Debe de ser para Ariana Grande. Además le falta la pareja, y no se puede ir por la vida con un solo zapato, como la Cenicienta.


Es importante tomarse el tiempo necesario para elegir bien los zapatos...


...porque si no, luego nos aprietan. Por cierto, los zapatos de Esther son rojos, al igual que el zapato de chocolate del que hemos hablado, y al cual auguro una corta vida. ^_^

viernes, 27 de enero de 2017

¿Chocolate rubio?


Pues sí, es el último invento de Nestlé: Chocolate Blond, cuya receta surgió accidentalmente al dejar abandonado un chocolate blanco al baño maría, tal como se explica en el reverso de la tableta. De ese modo adquirió un color dorado y un sabor caramelizado muy atrayentes.

Parece un chocolate mulato, aunque se aproximaría más a ese concepto un chocolate intermedio entre el de leche al uso y el blanco. Tendría un color beige parecido al que se obtiene al entremezclar la Nocilla de dos colores.


Alguna vez he pensado en elaborar ese chocolate mulato fundiendo dos porciones de chocolate con leche y chocolate blanco, mezclándolas y dejando solidificar la mezcla. Pero no estoy seguro de que el resultado sea muy satisfactorio...