miércoles, 16 de enero de 2013

Princesa de chocolate

La princesa de chocolate era mi producto favorito de la pastelería Mallorca. Era un bizcocho de chocolate de forma troncocónica ondulada, como un flan. Se notaba que estaba recién hecha cuando la cobertura brillaba, y por dentro estaba tierna. La pena es que dejaron de hacerla, no se sabe por qué.

Este dulce para mí tiene su historia. Fui a una fiesta de cumpleaños de un amigo de clase cuando estaba en 1º de EGB, y fue una de las cosas que pusieron en la merienda. Me gustó mucho, se la describí a mi madre, y entonces ella le preguntó a la madre de mi amigo dónde la había comprado.

Desde entonces hasta que dejaron de hacerla -hará unos cinco-seis años-, siempre la tuvimos en casa para mis cumpleaños y otras fiestas. A todos nos gustaba, se acababa rápido...

8 comentarios:

Geno dijo...

Que pena porque tiene muy buena pinta...

Inma dijo...

Mallorca tiene cosas deliciosas. Nunca llegué a ver este dulce. Me hace gracia porque parece el típico flan casero de chocolate. Si te acuerdas puedes contarnos como era exactamente, la textura, el sabor etc...y puedo intentar hacer algo que se asemeje.
¿Era como un flan, un pudding, una tarta?
¿Sabía a chocolate negro o tenía leche?

Inma dijo...

¿El bizcocho era compacto o esponjoso? ¿Y era húmedo o seco?

chema dijo...

inma, era un bizcocho con color y sabor de chocolate en su interior, bastante compacto. por su forma, lo íbamos cortando en forma de gajos, coincidiendo con las ondulaciones del "flan". aunque sea un poco vulgar decirlo así, me gustaba morderlo cogiendo al mismo tiempo la miga del interior y la cobertura, que era ligeramente húmeda y granulosa, como la de los donuts de chocolate (los que venden sueltos en las panaderías, no los de caja). me acuerdo de su sabor y su textura como si la tuviera aquí mismo, han sido muchos años, jejeje.

anele dijo...

Mira, me he puesto malita y con sudores por leer tu post, que tengo más hambre que un nublao y estas cosas no se deberían leer con el estómago vacío.
Menuda pinta. Mallorca tiene mucha calidad.

Merchi dijo...

Guauuu, vaya pinta tiene, ya me gustaría catarlo. Yo también tengo mucha hambre ultimamente, jejejeje

Elphaba dijo...

Inma, como le te pongas tan inquisitiva con el bizcocho terminarás obligando al pobre chema a calcularle la densidad o algo así, jejeje.

Chema, he empezado a leer tu descripción como respuesta a Inma, pero no he podido seguir debido a unas repentinas y agresivas ganas de comer chocolate XD.

A mí también me gustan los dulces de Mallorca, aunque cada vez parecen más industrializados. Las pastas me vuelven loca. Yo es que soy muy de pastas. De té para acompañarlas, no, mira por dónde.

BLAS dijo...

Es que la pastelería de Mallorca, como la de Embassy, tienen su miga. A mi se me caía la baba cuando vivía en Madrid y me ponía en la zona del mostrador de pastelería. La verdad es que no sabía por donde empezar.
Qué ricooooooooo...