sábado, 11 de junio de 2011

Quedada tetra-wonkera

La quedada de la que hablaba en la anterior entrada tuvo un marcado carácter chocolatero. No podía ser de otra manera al estar presente el 80% de Wonka -Inma, Anele, Ana y quien os habla; tan sólo faltó Elphaba-, junto con Cloti y el marido y los simpatiquísimos niños de Ana como invitados de honor. :)

Anele trajo unas riquísimas ambrosías de Tirma. Una agradable sorpresa para todos, y quizá de un modo especial para Inma, por su especial conexión emocional con estos chocolates de su tierra. ¡Anele, sigues sin decirnos cuándo has ido a Canarias! ;)



También Anele tuvo un precioso detalle, con ocasión de mi cumpleaños, que había sido pocos días antes. Trajo un muffin de chocolate con núcleo cremoso y un paquetito de velas con música. La idea era clavar la vela sobre la parte superior del muffin, pero al final preferimos no comprometer la estabilidad de la estructura, por lo que la pusimos al lado. ;)



Por otro lado, sobre el chocolate que compré en la pastelería Maite de Murcia, del que hablé en el post anterior, dejaré que hablen quienes lo hayan degustado. :D

Por mi parte, lo que puedo decir es que me resultó más fácil partir el chocolate negro. Debido a su alta dureza, cuesta más incrustar el cuchillo, pero como es frágil, una vez que el cuchillo penetra, sus planos de partículas se separan entre sí con facilidad.

Sin embargo, el chocolate con leche y el chocolate blanco no oponen tanta resistencia a la punta del cuchillo, pero al ser más dúctiles cuesta más partirlos, hay que ‘hacer palanca’. En fin, tenéis un resumen sobre las propiedades mecánicas de los chocolates aquí. :P



Bien, pues esto es lo más próximo que ha habido hasta ahora a una quedada wonkera íntegra. Esperemos poder coincidir los cinco algún día, ¡sería genial!

Os dejo paso a los que asististeis a la quedada, para que ofrezcáis vuestros testimonios y opiniones. ;)

10 comentarios:

Nerea dijo...

Bueno, bueno

Estas quedadas deberíais hacerlas virtuales, para quienes estamos interesados en el chocolate pero vivimos lejos, podamos asistir ;-)

Saludos desde Barcelona,
Nerea

Lucía dijo...

!qué rico! !tanto chocolate!
¿lo comisteis todo?

Bertha dijo...

Que buenisima pinta tiene todo...

cloti dijo...

Sólo nos queda el blanco porque lo tengo escondido, el resto cayó esa misma tarde.
Por cierto, ni me había dado cuenta de que era una quedada wonkera por vuestra parte. Por la mía era una quedada de estherianos.
Bssssss
Cloti

Inma dijo...

Aaaargggg!! Un comentario larguísimo y muy sentido se ha perdido por ahí. En un rato vuelvo a escribirlo.
La culpa es de Cloti que le dio a enter al mismo tiempo que yo.

Inma dijo...

Decía en el comentario perdido que las chocolatinas de Anele me gustaron mucho, se parecen bastante a las ambrosias. El muffin de Chema estaba de muerte aunque sólo le di dos pellizquitos. Y el chocolate de Chema es muy especial, no sólo por el tamaño de las onzas, sino porque tiene el sabor del chocolate de antes. Es terroso, menos refinado que el que se comercializa ahora. Al probar el negro viajé 20 años atrás, al armario donde mi abuela guardaba el chocolate envuelto en papel de plata.
El chocolate, los comics o las muñecas son sólo la excusa para relacionarme con vosotros. Compartir intereses, reírnos y disfrutar de vuestra compañía es un regalo.
Ahora lo copio por si acaso.

Shirat dijo...

¡Pero qué mal lo pasáis! Ahora mismo yo también estoy comiendo chocolate. (Y estoy sacando la lengua a la pantalla mientras os escribo)

Elphaba dijo...

Jejeje, ahora que intento contener mi consumo de chocolate me conformo con verlo por aquí. ¡Con lo que no me conformo es con que no consigamos llevar a cabo una wonkedada al completo! Es lo mejor de todo, como dice Inma.

Por cierto, que hace no mucho descubrí un sitio por aquí donde venden las Tirma clásicas y las de chocolate blanco, y mi padre se ha hecho adicto a ellas XDDD. Qué tremendas están.

Geno dijo...

¡Pero que pinta tiene ese chocolate! Y no tengo más que decir, jajajja

Ana dijo...

Elphaba, desde luego que hay que hacer una quedada completa. Sin duda son una maravilla. No dejo de alegrarme por haber conocido a gente tan estupenda y con la que comparto tantas cosas. Hay que plantearse el asunto en serio. EL chocolate de Chema está buenísimo. Hablo del negro, porque el blanco todavía está sin empezar. Efectivamente es muy polvoroso y se raya con facilidad, tanto que es complicado cortar un trocito sin que se deshaga. Delicioso sin duda. Ye chocolate de Elena no vivió muchos días. Está muy rica y en concreto a Santuco le encanta ese tipo de mezcla tipo huesito y nos la zampamos en nada. Un beso para todos.