sábado, 8 de enero de 2011

Estoy para comerme


No, no penséis que he sufrido un arrebato de egocentrismo ni que me he vuelto una presuntuosa impertinente de la noche a la mañana (todo lo contrario, que una conoce sus limitaciones).
Es que realmente sí estoy para comerme :))))
Gracias a los Reyes Magos, que han dejado en casa de los suegros un regalín que me viene que ni pintado para ilustrar un nuevo post y de paso dejar mis células epiteliales impregnadas de un aroma a cacao que me hace sentir la reina de la plantación, ja, ja.

Conocedora de mi debilidad chocolatera, ha escrito a sus Majestades de Oriente solicitando un pack de aseo con aroma a cacao. Así, a partir de ahora podré exfoliarme, ducharme, hidratarme y lavarme las manos sintiendo que estoy inmersa en la fábrica de Willy Wonka con sólo cerrar los ojos.
Obviamente, no pienso utilizarlos todos a la vez. Aunque bien pensado, no sería mala idea encontrarle una utilidad económica. Podría pasearme por el centro comercial recién exfoliada, duchada e hidratada y pedir una comisión a los fabricantes de chocolate en concepto de ayuda al incremento de ventas. Seguro que más de uno "picaba" al pasar por el pasillo de los bombones...


No, mejor sin combinar, para no saturar las pituitarias ajenas.
Al contrario de lo que pensaba (bah, el olor se irá a los 5 minutos) el perfume que deja el gel de baño es muy sutil y, efectivamente, se va diluyendo conforme pasa el tiempo, pero el jabón de manos sí es más persistente: llevo 5 horas sin lavarme las manos y aún huelen a chocolate.
El exfoliante y la leche corporal aún no han sido objetivo del sufrido "trabajo de campo".


Para los que estén interesados, en las tiendas Sephora, además de éstos, también encontraréis otros productos con aroma a chocolate.

8 comentarios:

chema dijo...

anele, qué regalo de reyes más chulo!! qué rico tiene que oler! si hacemos una quedada wonkera, sí que tienes que echarte todos los productos a la vez, para ir a tono!! ;)

anele dijo...

¡¡Todos juntos??
Te has pasao!!!

cloti dijo...

¿No te da miedo a que alguien te muerda por la calle? Yo de mí no respondo como te pongas todo lo que quiere Chema XDDDD
Que te doy un bocaito, seguro XDDD
Bsssssss
Cloti

Elphaba dijo...

PUes enchocolatada irás para el resto del día, como aquella vez que fui a darme al spa la envoltura en termochocolate. Para completar te recomendaré un champú de chocolate para cabellos castaños que hará que solo te falte el celofán.

Geno dijo...

Ten cuidado que ese perfume puede ser peligroso para tu integridad física XDDD. Un regalo muy chulo!

Bertha dijo...

Ala que bien, el olor a chocolate es delicioso, cuando paso por una chocolateria, me quedo un rato oliendo, que bueno?

Zelgadiss dijo...

Pues me parece un regalo genial, la verdad, y sobretodo práctico, porque le vas a dar uso.
;-)

Inma dijo...

Que sí, qué sí, que estás para comerte!!! Aunque no uses ese regalo tan original, estás comestible!!
jajajaja