martes, 4 de mayo de 2010

Chocolates de Colombia

Hace un mes, la hermana de una gran amiga colombiana vino de viaje por Europa y me trajo unos chocolates del país. Como no, de la Compañía Nacional de Chocolates de Colombia.

La empresa fue fundada el 12 de Abril de 1920 en Medellín por un grupo de productores locales, aunque su nombre originalmente fue "Compañía de Choclates Cruz Roja". Fue creciendo hasta abarcar otros asentamientos, como Bogotá, Cali y Bucaramanga.
De allí surgieron marcas como Corona, Diana y Tesalia y comenzaron a diversificar la producción incorporando la fabricación de café tostado (Bandera) en los años 30. Poco después inician una ambiciosa expansión adquiriendo otras empresas del sector (Chaves y Equitativa, Santa Fe y Tequendama) e importando materia prima de Brasil, Costa Rica y Suráfrica.
En los años 60 lanzan el primer chocolate en polvo para mezclar con leche (Chocolisto) e impulsan la venta de sus productos con la edición de álbumes de cromos.
En los 80 se modernizan adaptándose a los cambios sociales con la creación de su primer chocolate sin azúcar (Chocolyne) e investigan nuevos sabores (canela, clavo,...) al tiempo que se abren a los mercados internacionales.

Un total de 27 marcas (de productos de chocolate, cereales, cafés, frutos secos y repostería), 8 fábricas nacionales y la presencia en 20 países en el continente americano corroboran que se trata de una de las empresas líderes del país, dando empleo a cerca de 2800 personas.

En octubre mi amiga Alba en persona me trajo café soluble chocolateado (el cremoso Colcafé) y Chocolyne (de suave textura y sabor), pero no conservo fotos.
Lo que sí os puedo mostrar son las barritas de Jumbo, unas ricas tabletas con cacahuetes que se comen solas : )

Y la estrella de la corona: una curiosa combinación de café con chocolate.
Ya me habían hablado de ellos y realmente sorprenden, sobretodo por su textura. Se trata de crujientes granos de café tostado recubiertos de un suave chocolate con leche. La mezcla de los aromas de ambos y su curioso sabor lo convierten en un tentempié muy apetecible. Empiezas con uno .... y ya no puedes parar.

11 comentarios:

Candela dijo...

Que buena pinta!!

anele dijo...

¡¡Pero si a tí no te gusta el cafeéé!!

chema dijo...

el cacao es como el café, se debe cultivar el lugares de clima cálido. en los países de sudamérica lo podrían explotar más. los chocolates negros que he probado de allí son riquísimos...

Candela dijo...

A mi? No me gusta el cafe bebido, pero me encanta el sabor a cafe del Tiramisú, la mousse de cafe, los Revels de cafe, los caramelos de cafe...

Elphaba dijo...

A mí me pasa como a Candela, que no bebo café (no porque lo aborrezca, pero tampoco es algo que me entusiasme) pero sí me gusta su sabor en otros alimentos y sobre todo combinado con chocolate.

BLAS dijo...

Yo no puedo vivir sin café, me lo metería en vena directamente todas las mañanas. Y yo sí que he probado esos granos de café envueltos en chocolate y son de morirse, ÑAM!!
Muy interesante el post Anele, además de apetecible que te mueres!

Inma dijo...

Tampoco soy muy cafetera, y no me gusta el sabor del café en nada, ni siquiera con chocolate, así que por esta vez paso.
Pero el chocolate ese con cacahuetes, toíto pa mí.

cloti dijo...

Anele, quiero ese saquito si ya está vacío, mándamelo, tienes mi dirección. Porfaporfaporfaporfaporfa, no te puedes ni imaginar cuánto lo quiero, porfaporfaporfaporfa.
Bssssssssss
Cloti

anele dijo...

Vaaaale, no supliques tanto que es tuyo. A saber qué se te habrá ocurrido hacer con él...

Geno dijo...

Pues sí que tienen que saber bien los granillos esos. A mi el café sí me gusta lo que pasa es que me quita el sueño por eso solo lo tomo en contadas ocasiones, jajajaj

Bertha dijo...

Va a ser que no se puede entrar aqui, pues da unas ganas de comer chocolate, que no veas?