sábado, 7 de noviembre de 2009

Chocolaterías Valor


Las chocolaterías Valor constituyen un buen ejemplo de lo que en economía de la empresa se llama una estrategia de diversificación. La veterana firma de chocolates Valor, fundada en Villajoyosa (Alicante) en 1881, decidió en estos últimos años abrir una nueva línea de negocio: las chocolaterías, ahora ya muy extendidas, en las que sirven repostería a base de chocolate, así como bebidas calientes y refrescos.

Consultando en la red, he averiguado que la primera de estas franquicias se inauguró en 1993, aunque yo he empezado a verlas hace bastante menos tiempo. Supongo que al principio había muy pocas, porque estarían probando si esta nueva línea de negocio era rentable.


En el interior de estas chocolaterías se venden bombones y otros productos de Valor en un lujoso formato. Ideales para regalar. Incluso la caja más baratita y sencilla es bonita. Y en Semana Santa hay unos huevos de pascua preciosos.


En cuanto a las meriendas, la verdad es que casi siempre me decido por el chocolate con churros clásico. Una vez pedí una especie de bizcocho de chocolate cubierto con chocolate fundido caliente, y me pareció riquísimo. La pena es que ese día no llevaba la cámara.
La única pequeña crítica que quizá se les puede hacer a las chocolaterías Valor es que tal vez son demasiado estandarizadas. Las meriendas que sirven saben igual, están hechas con la misma fórmula, ya sea en Madrid, en Santander, en Alicante o en cualquier ciudad. Pero están tan ricas, al menos las que yo he probado...

Pues espero que os haya gustado esta entrada, que la he hecho con imágenes de archivo. :P Son fotos que hice en dos chocolaterías Valor en las que estuve este verano.

11 comentarios:

Aurin dijo...

Está muy rico ese chocolate... en Gijón también hay una tienda...

Ana dijo...

No he visto ninguna de estas por aquí desgraciadamente, porque con el fresquito que está pegando no me importaría tomarme una tacita rica y calentita con un par de churritos. Mmmmm, parece que llega aquí el olorcillo!!!

Susana dijo...

En Santander también hay al menos dos, una en pleno Castelar (zona super mega pija) y otro en el Corte Inglés, pero el chocolate me parece un poco fuerte y los churros son como extraños ¿os habéis fijado que son como lisos???

Candela dijo...

Ya hay que tener valor, ir a una chocolateria en verano1!!! XDDDD

Loli dijo...

Yo las conozco desde hace unos años, de cuando vivía en Elche, pero no llegué a entrar en ella. Voy a investigar a ver si tenemos alguna en Tenerife, porque me encantaría ir a merendar una tarde fresquita de éstas.
Besos. Loli

Inma dijo...

No sabía que existían esas chocolaterías mmmmmm, tiene una pinta estupenda con la decoración de madera. Ya me estoy imaginando dando vueltas al chocolate calentito ahora q empieza a hacer pelete. ¿Y tiene diferentes tipos o es chocolate único? ¿Cuándo vamos? Este fin de semana estoy fuera pero el que viene estoy en Madrid.

Geno dijo...

Pues sí,. tal y como dice Aurin, aquí hay una pero la verdad, nunca he entrado. Habrá que solucionar eso... jejejje

anele dijo...

Ruth,lo mismo pensé este verano al pasar por delante de esa chocolatería en Madrid y ver a dos amigas metiendose entre pecho y espalda tremendo chocolate CALIENTE en pleno mes de Agosto. Sudores me entraron.
Ahora, que en invierno es otra cosa, con lo friolera que soy a ese sí que me apunto.
La primera a la que fui fue precisamente a la de Villajoyosa, hace la pila de años.

COILET dijo...

yo tampoco sabía que existian esas chocolaterias... mmm

Lo que más echo de menos de los madriles son esas porras y esos churros... claro que mi cuerpo no lo echa tanto en falta, quizás así mejor... pq aquí no se estila eso de los churros y no hay churrerias más que en las fiestas... buuuaaa

chema dijo...

pues a mí me gusta tomarme un chocolate a la taza en verano y sudar del calor que me entra en el cuerpo, jejeje. luego me tomo un refresco y me sabe a gloria. :D

Bertha dijo...

Hay un monton de variedades, para todos los gustos y de distintos tamaños y formas?