miércoles, 7 de octubre de 2009

RETRATOS DE CHOCOLATE

Sid Chidiac, australiano de nacimiento, libanés de adopción, elabora increíbles retratos en chocolate. Los Angeles, Paris, New York, Sidney o Kuwait, entre muchos otros, dan buena fe de ello. Algunas de sus obras pueden verse en el museo del chocolate de Barcelona, ya que forman parte de la colección permanente del mismo.

Su primera obra fue Los Girasoles de Van Gogh, animado por el chef del restaurante donde trabajaba para costearse sus estudios en la escuela de arte.

Hoy continúa experimentando otras técnicas pero sin abandonar sus creaciones con este dulce ingrediente, mientras recorre el mundo exponiendo sus cuadros.




6 comentarios:

Candela dijo...

Y no se ponen malos? no se derriten? Tendran que conservarlos a una temperatura especifica, imagino. Y tras citrina, para evitar lametones! aunque a mi Charlot nunca me ha gustado y no creo que me tentara demasiado..

Inma dijo...

Supongo que no será chocolate al 100%, sino pintura y aceites mezclados con chocolate.
¿Os imagináis a la gente dando un chupetón cuando nadie los ve?
Están muy conseguidos, ¿y olerán a chocolate? mmmmmmmm

cloti dijo...

Mola, voya googlear a ver si veo más fotos.
Bssssssssss
Cloti

Geno dijo...

Huy, que retratos más ricos, jajajjaj

chema dijo...

qué chulos! seguramente utilizaban chocolate negro, con leche o blanco para marcar las diferentes tonalidades... una sala con varios retatos de esos colgados debe de tener un aroma a chocolate de lo más rico...

BLAS dijo...

Madre mía, cómo debe de oler su estudio de pintura...