viernes, 8 de abril de 2011

Chocolates Elgorriaga



El otro día me entró la curiosidad por saber en qué localidad estaba situada la fábrica de chocolates Elgorriaga. Lo miré en el envoltorio de una tableta y me llevé la sorpresa de que estaba en Ávila. Yo creía que Elgorriaga era una marca vasca.

Investigué la historia de la empresa, y averigüé que en su origen había estado situada en Irún (Guipúzcoa). Empezó siendo una chocolatería, inaugurada en el año 1770. No fue hasta 1838 cuando comenzó la fabricación de chocolates Elgorriaga como los hemos conocido. En 1954 entró en funcionamiento su primera fábrica a gran escala.

En 1965 se lanzó el célebre chocolate Milkcrem, el primer chocolate blanco comercializado en España. En 1970, Elgorriaga se introdujo en el mercado de los turrones. En 1979 se inauguró una nueva fábrica en Ávila -que es la que la empresa ha conservado, al parecer-, en la que fabricaban unas galletas rellenas de chocolate similares a las populares Príncipe de Lu.

Elgorriaga fue, durante muchos años, una empresa familiar. En 1981 falleció su director, D. José Miguel Elgorriaga. Cuatro años más tarde, en 1985, la empresa fue vendida al grupo francés Cantalou.

En 2005, Cantalou -posteriormente grupo Cemoi- vendió la fábrica de Ávila, así como la marca Elgorriaga, al grupo Dhul. ¿Y a quién pertenece Dhul? A Nueva Rumasa, muy presente en los medios de comunicación en la actualidad. En definitiva, Elgorriaga es otra de las muchas empresas de Ruiz-Mateos.

En las tabletas de chocolate se ha conservado el diseño antiguo, con el característico logotipo de la marca y el dibujo de la campana, para despertar la nostalgia. En el envoltorio dice “desde 1700” (fecha exageradamente temprana para dar más sensación de antigüedad y solera, ¿no habría que decir “desde 1770”?), pero en realidad Elgorriaga tiene poco que ver con lo que fue en sus orígenes.

Sin embargo, ese envoltorio ‘vintage’ nos puede servir para engañarnos a nosotros mismos. Y el auto-engaño funciona, porque el actual chocolate Elgorriaga, a mí particularmente me gusta mucho. Aunque el que yo recuerdo de cuando era pequeño era incluso mejor. Tenía una textura harinosa muy característica que me encantaba. No sé si por aquel entonces había cambiado ya de manos o no, pero estaba bien rico... Ayy, la nostalgia chocolatera. Tendremos que conformarnos con una foto del Elgorriaga de hoy. ;)

8 comentarios:

anele dijo...

Recuerdo la conversación del otro día. Tampoco estaría mal organizar una escapada a Ávila y visitar la fábrica :)
Es curioso que el origen de algunas de las marcas que hoy conocemos fue precisamente el de un pequeño establecimiento, una tienda de chocolates o bien un café donde degustarlo. Me gusta que estas empresas resistan el paso de los años y no desaparezcan. Esperemos que el "huracán Rumasa" no la arrastre consigo; sería una lástima.

Nerea dijo...

Hola Chema
Muy buen artículo para los que crecimos con Chocolate Elgorriaga. Ayer mismo lo estaba comentando con mis primas.
Me gusta mucho vuestro blog. Lo tengo enlazado al mío, El mundo del chocolate.
Saludos a todos los maestros chocolateros desde Barcelona,
Nerea

Inma dijo...

Curioso leer lo de la textura harinosa. A mí no me gustaba nada y le pedía a mi madre que comprara Nestle. Tendré que volver a comprarlo para comparar con el recuerdo, que lo tengo muy vivo.
He comprado mucho chocolate suizo, sobre todo Milka de algunas variantes que no he visto en España pero nos lo hemos comido antes de sacar foto. Hay uno con arroz hinchado que es lo mas cercano a comer poliespan. No me malinterpreteis, está de muerte pero la textura es muy parecida al cocho jajaja.

Bertha dijo...

Mira que buena pinta tiene es chocolare...que bueno.

Shirat dijo...

Casualmente lo encontré en el supermercado hace unas pocas semanas, y lo compré por pura nostalgia, como tú bien dices. No lo había visto desde niña y me apetecía saborearlo. No tenían más que el de chocolate negro, y la verdad es que no me gustó demasiado. Demasiado dulce para ser un chocolate negro. La verdad es que me decepcionó un poco y no creo que vuelva a comprarlo.
Además me he aficionado de una manera bastante insana a los chocolates Lindt de naranja, trufa, sal marina... estoy hecha una viciosa.

Buena entrada. No tenía ni idea de que la empresa hubiera acabado así.

Anónimo dijo...

Estaba la fafrica en Irun (me parece) ,fuimos en el año 1972 o por hay, a ver la fabrica ,nos mandaron desde la escuela ( en Lazkao),en autobus ,estariamos haciendo 4 o 5 de basica.Fué la primera vez que ví el chocolate blanco.Entramos dentro de la fafrica y vimos toda la cadena ,la gente seguía currando.Podiamos comer todo el chocolate que quisieramos.Nos Hinchamos

Anónimo dijo...

Alguien recuerda que ponian cromos a principies de loes 60?

Sebastian Tarragona dijo...

Yo lo recuerdo con cariño. Y me sigue gustando.